Published On: Mié, May 20th, 2015

Hospitales bajo presión

Share!

ZONA FRONTERIZA. Las cinco provincias fronterizas concentran más de 320,700 personas o el 3.4 % de la población nacional. Los hospitales que atienden a estos habitantes tienen algo en común: carecen de suficientes especialistas y enfermeras, y gastan parte de su presupuesto en servicio a inmigrantes haitianos.

«Los médicos no quieren salir de la Capital», afirma Ramón Sócrates Mancebo, director del hospital general Dr. Elio Fiallo de Pedernales. El centro provincial que dirige está siendo remodelado por el Gobierno, al igual que los de Independencia, Elías Piña y Montecristi. Él asegura que si los inauguran y dejan la misma cantidad de personal, no mejorarán los servicios. Además está la disyuntiva de que una parte de las enfermeras está en edad de retiro.

«No tenemos cirujano, no tenemos ortopedista», se queja. Cuando un paciente en Pedernales requiere una cirugía, debe ser referido a Barahona (unos 120 kilómetros por carretera).

Nuevo edificio que alojará el hospital general Dr. Elio Fillao de Pedernales.

En el caso del hospital provincial Ramón Matías Mella de Dajabón, el centro tiene una sala de perinatología subutilizada por falta de un perinatólogo.

La Ley General de Salud 42-01 contempla el establecimiento de un régimen de incentivo basado en criterios de distancia. La Dirección de Nómina del Ministerio de Salud Pública indica a Diario Libre que para la frontera a los pasantes de ley les corresponden RD$1,300, a los médicos generales RD$2,200, y a los especialistas y pasantes de posgrado RD$3,000 de incentivo.

A la falta de especialistas se agrega la necesidad de insumos. La clínica rural de Juancho, en Pedernales, que está en espera de remodelación, carece de utensilios básicos como un estetoscopio y un glucómetro, teniendo los médicos pasantes que utilizar los propios. El personal también se ve en la necesidad de solicitar donaciones de artículos de limpieza a la escuela y vecinos.

En Juan Santiago, Elías Piña, la enfermera Colombia Ogando atiende un promedio de 45 pacientes al día en un estrecho local. Un tanto agobiada, dice que el recinto carece de equipos de cirugía menor que le permitan hacer una sutura de hasta 10 puntos. «Mira en el cuchitril que estamos», dice al referirse al consultorio que ocupa, donde hay una señora recostada en una camilla con sus dos nietos jugando en el piso.

Una paciente reposa en la sala de consultas de la clínica rural de Juan Santiago.

Extranjeros llegan con complicaciones

Debido a la cercanía con Haití y la inmigración desde ese país, los recintos de salud atienden a pacientes extranjeros con enfermedades en etapas de complicaciones o con embarazos sin chequeos regulares, que elevan el gasto en atención.

Los recintos además reciben enfermos referidos de centros haitianos. «A veces tenemos problemas con el dialecto porque hablan en creole», dice el doctor Mancebo. Destaca que por el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación migratoria irregular, en los últimos meses han disminuido los pacientes que cruzan de este lado de la isla.

El Ministerio de Salud Pública reporta que entre 2013 y 2014, las atenciones a extranjeros -en su mayoría haitianos- en 16 hospitales fronterizos, representaron el 11.8 % de más de 2.1 millones de servicios prestados, que incluyeron emergencias, consultas, internamientos, partos, cesáreas, cirugías, análisis clínicos, fallecimientos y transfusiones.

Solo partos y cesáreas totalizaron 15,866, y el 33.8 % fue a extranjeras. Un miércoles de tarde, en la sala de posparto del hospital provincial Rosa Duarte, de Elías Piña, había cinco mujeres acostadas en igual número de camas; cuatro eran haitianas.

 Registro de atención en la clínica rural de Aguas Negras, Pedernales, que detalla más pacientes extranjeros que dominicanos.

Desde 2007 -cuando la Junta Central Electoral puso en vigencia el Libro de Extranjería- hasta abril de 2015, en la Oficialías de las provincias fronterizas se registraron 2,319 nacimientos de niños de padres haitianos, el 53.9 % en Montecristi.

Puro Abreu, director del hospital de Dajabón, estima que el centro gasta hasta el 35 % de su presupuesto mensual de RD$475 mil en atención a haitianos. En 2014 se atendieron 2,253. Ante la demanda, el doctor entiende que se debe construir otro recinto de salud en Loma de Cabrera, a más de 20 kilómetros de distancia.

Antonio Faña, gerente de salud comunitaria en Elías Piña, indica que el VIH y la tuberculosis tienen una incidencia en la población haitiana superior a la dominicana en esa provincia. Lo mismo ocurre en Independencia.

Sala de postparto del hospital Rosa Duarte de Elías Piña. Al momento de la foto había cinco pacientes y cuatro eran haitianas.

Solo en 2012, el Estado gastó RD$1,288.86 millones en pacientes extranjeros a nivel nacional, con un promedio de RD$1,676 por cada uno. La inversión en esta población representó el 3.87 % del gasto del Ministerio de Salud en ese año. En 2013, la inversión aumentó a RD$2,839.1 millones.

A finales de 2014, la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, informó que había recibido de la Cancillería los términos de referencia para la construcción de tres centros de salud en igual número de pasos fronterizos, pero del lado haitiano. Estimó que en el país hay 3 mil estudiantes de Medicina procedentes de Haití que pueden ejercer allí.

En la clínica rural de Aguas Negras, Pedernales, hay afiches informativos en creole.   FUENTE DIARIOLIBRE.COMHOSPITALES FRONTERA

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

SLIDE FOCUS INGLES ONLINE
BANNER HOTEL MARACAS PUNTA CANA