Published On: Jue, Sep 21st, 2017

María deja su huella en el Viejo San Juan

Share!

El tendido eléctrico colapsado, las calles intransitables por los escombros, árboles caídos y desenterrados, la Alcaldía inundada y estropeada en áreas icónicas históricas y negocios abiertos sin cristalerías y la mayoría de las casas de madera de la barriada La Perla en el piso, dibujan el estado general de cómo quedó la capital de Puerto Rico tras el paso del huracán María ayer.

La Alcadía albergó a 103 refugiados de las áreas de La Perla y el Viejo San Juan, proveyéndoles primeros auxilios, seguridad, alimentación y el espacio necesario hasta que todo se normalice.

“Hubo mucha lluvia, mucho viento, muchos objetos volantes, y en la casa alcaldía tuvimos 103 refugiados a quienes les hemos provisto alimento y seguridad, mayormente a individuos y familias de la zona de la La Perla. En momentos de análisis preliminar de las áreas de las calles principales como la San Francisco y Fortaleza hay muchos objetos en las calles, postes de alumbrados abajo, árboles desprendidos y caídos. Ha habido bastante devastación”, describe Rafael Jaume, vice alcalde de San Juan.

La mayor dificultad que han enfrentado hasta este momento es que se encuentran completamente incomunucados de la sede de refugios ubicada en el Coliseo Roberto Clemente, desde donde la alcaldesa Carmen Yulín Cruz dirige las operaciones de salvamento de la capital.

“Estamos incomunicados. No tenemos información, estamos prácticamente aislados, los accesos al Viejo San Juan y las comunicaciones con el Coliseo ha sido imposible. Se han ido todas las señales y no tenemos información alguna de las distintas brigadas. En La Perla ha habido devastación en la parte baja y ahora mismo es bastante crítica. La casa alcaldía ha sufrido graves danos, se rompieron ventanas y entró agua. Hemos bregado con todos nuestros recursos y la cooperación incondicional de la Policía. ¡Hasta un poste de hormigón de la AEE colapso’ en el área de La Fortaleza!”, agrego’.

“Puedo decir que la alcaldesa nos atendió muy bien. Yo tuve que venir porque en la azotea que yo vivo en la calle Sol es un lugar tan alto que me dijeron que tenía que bajar por la categoría 5 del huracán y por vivir solo. La he pasado muy bien, la comida, el trato. Lo único es que cuando llovió, esto se llenó de agua, empezaron los vientos, y hubo un pánico que nos obligaba a hablar entre nosotros, para olvidarnos. Las puertas no abrían y después empezaron a caer pedazos de escombros de la terraza”, expresó Richard Miranda uno de los refugiados.viejo sanjuan

Juan Luis Ramírez de la calle San Francisco, agradeció que le convencieran a que no se quedara solo durante el paso del huracán y que entre los servicios ofrecidos hubiera hasta una enfermería. Charles Casini de La Perla fua a su vivienda y observó que las casas de madera con techos de zinc estaban completamente rotas. “Pero ya la gente está bregando y limpiando”, apuntó.

“Vivo en el Callejón Los Cuernos de La Perla. Fuimos a la residencia y lamentablemente perdimos todo. Vivimos mi hijo y yo. Llegamos al refugio desde ayer en la tarde y queremos darle las gracias al personal y la alcaldesa. Hay mucha casa en el piso, la mayoría de San Miguel esta destruido. El negocio de La Garita esta destruido y la placita de Perla Vieja. Había una cochera por el CDT con los carros dentro y se cayó”, expresó Brenda Méndez Quinones.

De otro lado, el consultor cultural de municipio, el teatrero Tito Otero informó que hasta que no venga una brigada no se podrá transitar.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>