Published On: Mie, ene 10th, 2018

Las 10 familias españolas que dominan la hotelería dominicana

Share!

familias hoteleras españolasBahía Príncipe. El desembarco en República Dominicana de Pablo Piñero, murciano de nacimiento y mallorquín de adopción, se produjo en 1995, siendo en esa época toda una aventura lanzarse a construir hoteles en el Caribe .

Grupo Piñero celebrará en 2018 sus 23 años de operación en la hotelería dominicana, y lo hará convertida en la principal cadena por número de habitaciones en el país, con un total de 6,037 cuartos, distribuidos en una oferta de 12 establecimientos en zonas como Samaná, Punta Cana, La Romana y Puerto Plata, además de su lujoso proyecto inmobiliario turístico Playa Nueva Romana.

–Barceló. Los primos Simón Barceló Tous y Simón Pedro Barceló Vadell copresiden un grupo turístico vertical que controla unas 4,377 habitaciones en República Dominicana en seis hoteles, localizados en Punta Cana, Bávaro, Puerto Plata y Santo Domingo. La cadena, de la mano de Gabriel Barceló y de Sebastián Barceló, fue la pionera en establecerse en el Caribe, con su proyecto en Punta Cana-Bávaro. El hijo de Sebastián, Simón Barceló Tous, lleva años residiendo en este destino dominicano, desde donde tiene a su cargo la actividad del grupo en el continente americano, mientras a su primo Simón Pedro corresponde la gestión en Europa. El conglomerado con más de 80 años de vida también tiene una aerolínea, Evelop, asociada a Iberia, que opera a Punta Cana procedente desde Madrid.

–Riu. La tercera generación de hoteleros de la familia, con los hermanos Carmen y Luis Riu Güell al frente, posee en República Dominicana 4,327 habitaciones hoteleras distribuidas en siete hoteles, localizados en Punta Cana y Puerto Plata. Por sus estándares de calidad la cadena Riu se ha mantenido como una de las principales en la oferta vacacional de República Dominicana.

–Iberostar. Fue hace tan solo más de 25 años cuando el visionario Miguel Fluxá Roselló, perteneciente a la tercera generación de una saga de empresarios zapateros de Mallorca, decidió lanzarse al campo hotelero en el Caribe, siendo República Dominicana un mercado donde el empresario conocido por su blanca y larga cabellera, ha visto florecer sus proyectos. Actualmente, Fluxá cuenta en sus hoteles de Dominicana con una oferta de casi 3,000 habitaciones, distribuidas en seis establecimientos, en las zonas de Bayahíbe, Puerto Plata y Punta Cana. Hoy la cuarta generación ya está en la primera línea de la dirección de la cadena, con sus hijas Sabina y Gloria Fluxá Thienemann como vicepresidentas ejecutivas, la primera más enfocada al área financiera y la segunda a las de comercial y de marketing.

 –Be Live. Es el resultado de la integración de los hoteles de Oasis en Globalia que se produjo a principios de 2007. En esta andadura de siete años, la división hotelera de Globalia, grupo turístico presidido por Juan José (Pepe) Hidalgo, cuenta actualmente con cuatro hoteles en Dominicana, con un total de 2,821 habitaciones, contemplando rozar las 3,000 habitaciones el próximo año con la ampliación del Be Live Canoa. La aerolínea de Globalia, Air Europa, mantuvo durante la salida de Iberia el dominio en la ruta Madrid-Santo Domingo. Según el propio Hidalgo, las inversiones del grupo turístico en República Dominicana sobrepasan los 450 millones de dólares.

 –Meliá. El mallorquín Gabriel Escarrer destaca también como uno de los pioneros en la hotelería dominicana, contando actualmente su cadena en el país con 2,579 habitaciones, siendo los Paradisus su marca más demandada en la emblemática Punta Cana. Por su destacada labor en el mundo de la hotelería, ha sido considerado como la personalidad turística del Siglo XX en España –distinción otorgada en febrero de 1998 por la revista Preferente—, siendo también en Dominicana una personalidad de gran admiración.

 –Palladium. La cadena del exministro español de Asuntos Exteriores, Abel Matutes Juan, antiguamente conocida como Fiesta, que dicho sea de paso aún conserva con esa marca el emblemático Dominican Fiesta en la capital dominicana, mientras que sus demás establecimientos vacacionales en el país ya han pasado a comercializarse con la marca Palladium. Con cinco hoteles en República Dominicana, la cadena de Abel Matutes cuenta con 2,282 habitaciones.

 –Princess. El catalán José Cabrera se erige en uno de los más hoteleros españoles más discretos, como ocurre con la mayoría de su región. Suma con cuatro hoteles 1,743  habitaciones en la región Este de República Dominicana, y su hijo Roberto Cabrera es ahora quien se desempeña en la empresa como presidente de la cadena.

 –Catalonia. Guiada por los hermanos Manuel y Guillermo Vallet, representan otro ejemplo de catalanes con inversión en 3 hoteles y casi 1,400 habitaciones la zona turística de Bávaro-Punta Cana. Han creado, recientemente el cargo de director de expansión para acelerar su crecimiento en Latinoamérica, mientras el relevo en la empresa lo lidera actualmente Guillermo Vallet hijo, que funge como director de Operaciones.

 –BlueBay. La cadena encabezada por Joaquín Janer y Jamal Iglesias es una de las más pujantes de entre las que tienen un tamaño mediano, y actualmente totaliza casi 700 habitaciones con sus dos hoteles en República Dominicana.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>