Published On: Mie, oct 11th, 2017

Miguel Fluxá Rosselló

Share!

Miguel Fluxá Rosselló, heredero de tercera generación de una empresa de calzado, ayudó a forjar un nuevo sendero para la familia mediante la construcción de una de las mayores compañías de hospitalidad en manos privadas del mundo. Su Grupo Iberostar cuenta con 100 hoteles y complejos turísticos en 16 países. Fluxá, que posee el 100% de la empresa y ya no está involucrado en el negocio original de la producción de calzado de la familia, tiene un patrimonio neto de 2,100 millones de dólares (mdd) y se encuentra entre los billionaires de Forbes por primera vez este año.

Mientras que el negocio del calzado fue el que sentó las bases para su entrada en el sector de la hospitalidad, ha sido la visión de Fluxá la que le ha llevado al Caribe, el Mediterráneo y a América del Sur, donde sus hoteles son conocidos tanto por sus opciones de precios moderados como por sus resorts de alta gama. En 2014 la compañía registró ingresos de 1,260 mdd, pero no ha publicado las cifras más recientes. (Dado que es una firma privada, Iberoestar no tiene que reportar esos datos. La compañía no respondió a nuestra solicitud de cifras más recientes y Fluxá no estuvo disponible para una entrevista.)

El abuelo de Fluxá, Antonio Fluxá, fundó la primera compañía de producción de calzado de la familia en Mallorca en 1877, con el objetivo de crear la mayor empresa de calzado en Europa. Dentro de un poco más de una década, el negocio, al que llamó Lottusse, tenía 11 talleres y cinco fábricas de piel. El hijo de Antonio Lorenzo Fluxá se hizo cargo de la empresa familiar tras la muerte de su padre en 1927. Durante las dos guerras mundiales, Lottusse produjo botas para uso militar. Después de la guerra, Lorenzo decidió mirar a otras áreas. Así, en 1956 compró al operador turístico Viajes Iberia, que en ese momento tenía seis oficinas y 40 empleados. Fluxá se unió a su padre y finalmente se hizo cargo del negocio turístico. Desde el principio, su padre le dijo que tenían que volverse una empresa global. Juntos, padre e hijo abrieron los primeros hoteles, nombrados Iberostar, en Mallorca y en las Islas Canarias en 1986. A través de los años, añadieron una compañía aérea, una empresa de cruceros y una cadena hotelera a su cartera de negocios.

PUBLICIDAD

Cuando su padre murió en 1993, Fluxá emprendió la presencia internacional del grupo hotelero con un hotel en la República Dominicana. En 2006 vendió la mayor parte de las empresas turísticas del grupo para enfocarse en su división hotelera.

Cuando Fluxá se diversificó al sector de la hotelería, otros dos hijos de Lorenzo permanecieron en el negocio del calzado. Su hijo Antonio dirigió Lottusse hasta su muerte en 2015. Por su parte, su hijo Lorenzo emprendió por su cuenta, fundando la compañía de zapatos Camper en 1975, una iteración moderna de zapatos hechos por varios diseñadores. Los miembros de la cuarta generación están involucrados en todas y cada una de las empresas familiares.

Aunque Iberostar, Camper y Lottusse tuvieron de alguna forma su origen en el mismo taller de calzado en Mallorca y siguen siendo de propiedad familiar, en la actualidad operan de forma totalmente independiente el uno del otro. De hecho, los comunicados de prensa y los materiales de marketing de las tres ramas Fluxa no hacen mención una  de la otra, pero se puede observar el origen común que dio lugar a sus negocios.miguel_fluxa_iberostar-640x400

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

espacio disponible 300 x 250