Published On: Mar, Ago 28th, 2012

Príncipe Felipe muestra interés en turismo dominicano

Share!

SANTO DOMINGO.- El príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, expresó su admiración por los atractivos naturales y la hospitalidad del pueblo dominicano, así como por el pujante desarrollo turístico que ha logrado el país en las últimas décadas.

Durante su estadía en el renovado hotel Barceló Santo Domingo, durante su visita al país con motivo de la juramentación del presidente Danilo Medina, el pasado jueves 16 de agosto, el príncipe Felipe compartió con ejecutivos de esa cadena de hoteles, pionera de la inversión turística española en la República Dominicana, y con varias personalidades de visita en el país, incluyendo el Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia Aldaz, y el secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias.

En conversación con los ejecutivos de la Cadena Barceló, Simón Barceló, Fernando Gómez, Cesar Guilamo y José Torres, el distinguido visitante sostuvo un animado intercambio sobre la inversión española y las perspectivas del turismo dominicano.

Denotando el carisma y la gran personalidad que lo caracteriza, el príncipe de Asturias agradeció a los ejecutivos y empleados del hotel Barceló Santo Domingo por las gratas atenciones y el excelente servicio ofrecido durante su estadía.

El hotel Barceló Santo Domingo remodeló sus instalaciones, ofreciéndoles a sus clientes una amplia gama de servicios como habitaciones de lujo, entre las que están; la Suite, Junior Suites y la Suite Presidencial.

Barceló Santo Domingo, compuesto por 217 habitaciones, se encuentra en el mismo centro de la ciudad de Santo Domingo y cuenta con una gran tradición y prestigio en la Republica Dominicana. FUENTE DIARIOLIBRE.COM

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CANABLUE SLIDE2
BANNER HOTEL MARACAS PUNTA CANA