Published On: Mié, Jun 12th, 2013

Acuerdo Transpacífico: reto para RD

Share!

Durante la reunión de gobernantes de los países afiliados al Sistema de Integración Centroamericana (SICA) celebrado recientemente en Costa Rica, el presidente dominicano Danilo Medina, junto a los demás mandatarios centroamericanos, expusieron ante el presidente estadounidense Barack Obama las inquietudes de la región relacionadas con las negociaciones del Acuerdo Transpacífico, mejor conocido por sus siglas en inglés TPP.

El TPP es un acuerdo multilateral de comercio e inversiones que se encuentra en negociación liderado por Estados Unidos, y en la actualidad integra además a países situados a orillas del Océano Pacífico como Canadá, México, Perú, Chile, Vietnam, Malasia, Singapur, Brunei, Australia y Nueva Zelanda. Recientemente se anunció la incorporación de Japón.

Con las 12 naciones participantes, en estos momentos el TPP conformaría un mercado de 800 millones personas y casi el 40% de la producción mundial, por lo que algunos lo consideran el acuerdo de comercio internacional más importante desde la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el 1995.

El pasado 24 de mayo concluyó en Lima, Perú, la décima séptima ronda de negociación, y la próxima se programa realizar en Malasia, durante julio.

Interés geopolítico de EUA
El TPP se considera de alto interés geopolítico para Estados Unidos, y el presidente Obama ha expresado que desea tenerlo concluido y firmado para octubre de este año. Expertos entienden que este gran interés norteamericano por este acuerdo comercial responde a la creciente pre presencia de China en Latinoamérica.

De hecho, el comercio de China con Latinoamericana sobrepasó el año pasado los US$260,000 millones y ya es el principal socio comercial de varias economías de nuestro hemisferio, incluyendo Brasil y Chile.

Un gran reto
Para República Dominicana y las demás naciones que gozamos de preferencias arancelarias con EE. UU. a través de acuerdos de libre comercio, como el DR-Cafta, el TPP presenta grandes retos. Entre los temas que se consideran más sensibles para nuestra economía en el marco de estas negociaciones están los flujos de inversión y el impacto que tendría en la manufactura y exportaciones de importantes renglones de exportación, como son las confecciones textiles y el calzado.

Igualmente, se deben de considerar efectos negativos en las exportaciones de ciertos productos agrícolas y agroindustriales, incluyendo el café y el azúcar. En el caso específico de la industria textil y del calzado, existe preocupación bien sustentada por parte de los representantes de estas industrias en Centroamérica y República Dominicana, debido a que Vietnam es uno de los países que integran el TPP.

Actualmente, sin recibir preferencias arancelarias, Vietnam es el segundo principal suplidor a Estados Unidos, tanto de confecciones textiles como de calzados.

Por lo que inmediatamente surge la interrogante del efecto que tendrá en el flujo de comercio de estos productos al mercado norteamericano, de eliminarse el pago de aranceles a las importaciones provenientes de Vietnam.

Un ingrediente adicional que sobredimensiona aún más los potenciales efectos del TPP para nuestras economías, es que el pasado 30 de mayo el Ministerio de Comercio de China anunció que analiza la posibilidad de unirse a las negociaciones del TPP.

Gestiones ante la amenaza
Es por esto que la Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona), junto a otras asociaciones empresariales de la región, desde el pasado año hemos iniciado acciones para evitar que el TPP integre criterios de acceso que promuevan un desbalance comercial en contra de las naciones que integran el DR-Cafta.

Estos esfuerzos han incluido la conformación de una alianza con la industria textil de Estados Unidos, agrupada en NCTO (National Council of Textile Organizations), reuniones con funcionarios y congresistas norteamericanos, así como el promover esfuerzos coordinados con nuestros gobiernos.

En nuestro caso, es necesario reconocer la efectiva respuesta recibida por parte del gobierno dominicano, en la persona del propio Presidente de la República, y de instituciones como el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Consejo Nacional de Zonas Francas y la Embajada Dominicana en Estados Unidos.

Consideramos que el TPP constituye una seria amenaza a la oferta exportable del país, por lo que tanto el sector empresarial como el Gobierno debemos de aunar todos nuestros esfuerzos para minimizar los efectos que pudiera tener este acuerdo comercial en el flujo de inversiones y en la competitividad del sector exportador dominicano.

El autor es vicepresidente ejecutivo de Adozona.

FUENTE LISTIN.COM.DO

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CANABLUE SLIDE2
BANNER HOTEL MARACAS PUNTA CANA